A LA MEMORIA DE JUDITH MILLER
_Elida Ganoza, WAWA NEL Lima

Judith Miller no está más con nosotros, pero nos deja un vacío inspirador. Nos enseñó y transmitió un estilo de trabajo en el Campo Freudiano, el cual, deja una huella en cada uno de los que se vincularon con ella para inscribir su trabajo y hacer crecer ese Campo que ella redefinió y reconquistó, para darle al psicoanálisis la oportunidad de un porvenir.

Como a todos, en todas las Escuelas y en la NEL especialmente, el que ya no la veremos más, nos hace aquilatar los momentos en que nos inspiramos y orientarnos en la labor que como incansable trabajadora de la causa psicoanalítica desarrollaba en la extensión del psicoanálisis, para hacerle propuestas que escuchó, sopesó y les dio curso.

Muchas de las sedes de la NEL de alguna u otra manera, desde antes de su creación, tuvieron contacto o se relacionaron directamente con la presidenta de la Fundación del Campo Freudiano. Conocedores en Lima desde julio de 1998, con el I Congreso de la AMP en Barcelona, que Judith Miller había emprendido la reconquista del Campo Freudiano, y con la lectura del primer editorial de la Revista Carretel N° 1, de la Nueva Red CEREDA, en la que invitaba a todos aquellos grupos que estuvieran iniciando actividades relacionadas con niños en el discurso analítico, a que lleven a cabo investigaciones que pudieran inscribirse en la Red, nos estimuló para crear un espacio de trabajo, que nos permitiera profundizar en nuestra formación psicoanalítica en la teoría como en la clínica, creando así el Espacio Limeño de Psicoanálisis con Niños y Adolescentes - WAWA, planteándonos un proyecto de trabajo a desarrollar, estando la NEL en formación, 2001.

Con Judith Miller, tenemos una historia que vale recordar. Estuvo muy cerca nuestro orientándonos en un primer tiempo que culminó, el 12 de julio de 2000, en el Centro Descartes, en el marco del XI Encuentro Internacional del Campo Freudiano en Buenos Aires, en la reunión de la FIBCF hoy FIBOL, donde acepta a la Biblioteca del CIEL – Perú como nueva biblioteca adherente de la Federación Internacional de Bibliotecas del Campo Freudiano. En un segundo momento, luego del despliegue del proyecto WAWA, y su seguimiento, nos valió la generosa acogida de Judith Miller en la Nueva Red CEREDA y así formar parte de la Diagonal Hispanohablante, ahora América, luego que en julio de 2002 en París, se realizara la reunión general de la Diagonal Hispanohablante, en el marco del XII Encuentro Internacional del CF. Seguimos hasta la actualidad trabajando en la RED y tenemos un brazo que se ha fortalecido con el trabajo de Psicoanálisis y Autismo, integrando el Observatorio de Políticas de Autismo de la NEL/FAPOL, que se inspiró desde sus inicios, por la Primera Conversación Clínica de la Diagonal, en San Sebastián, en el 2000, que organizó Judith Miller, tratando el tema del autismo, donde nos transmite lo que una Conversación clínica implica y es una transmisión que nos acompaña hasta entonces:

"En primer lugar, la Conversación es un medio de trabajo nuevo, de la nueva época, la época actual del Campo Freudiano...La Conversación es una prueba de la existencia de una verdadera comunidad de trabajo en cada lugar del Campo Freudiano…Clínica, en la Diagonal Hispanohablante significa que con el niño un analista tiene exactamente la misma ética que con un adulto, porque se trata del sujeto". [1]

Celebramos haberla conocido, la recordaremos por ser la pionera en cuanto a la acción lacaniana en el psicoanálisis de nuestra orientación y su ejemplo seguirá vivo entre nosotros. Concluyo este homenaje sincero y agradecido, con las palabras que tienen una resonancia para nosotros: "La acción lacaniana en el Campo Freudiano está ya dispuesta a determinar qué escollos encontrar, cuáles de ellos puede franquear gracias al caso por caso y a las iniciativas que pone en marcha a la medida de cada uno. Medidas que no son nunca estandarizadas, pero que sí son formalizables, a partir de la inspiración que llega de iniciativas que nos mantienen despiertos. Esta inspiración no excluye ni la audacia ni tampoco la consulta a las Escuelas de la AMP cuyo apoyo es precioso, discreto, permanente y concreto"[2]

¡Adiós Judith, no nos olvidaremos de poner nuestro reloj en hora!

NOTAS

  1. Miller, J., "Palabras de Apertura de la Primera Conversación Clínica de la Diagonal Hispanohablante", 2000, en Carretel N°3, Revista editada por la Nueva Red Cereda, Madrid, 2000, p. 9-10.
  2. Miller, J., "El Campo Freudiano y la Acción Lacaniana" en Bitácora Lacaniana N°1, Revista de Psicoanálisis de la Nueva Escuela Lacaniana – NEL, Grama Ediciones, Buenos Aires, octubre 2012, p. 71